Grey | 1º Relato erótico


En mi blog mundo con aventuras, verán por primera vez un relato erótico de mi mano.

Espero que os guste. Saludos

Te veo en la ventana sosteniendo una taza de café humeante, estás vestida con mi camisa blanca, te llega hasta los muslos de tu esbelto cuerpo. 
En la ventana se refleja tu silueta y tu mirada perdida, estás como pensativa; en la calle hace un día nublado y llovía. A ti se te veía feliz viendo a la gente correr de un lado para otro con los niños que los llevaban al colegio.

Me acerco poco a poco por detrás tuya, sin hacer el más mínimo ruido; te abrazo la cintura mientras te beso en el cuello, sé que ese sitio es tu talón de Aquiles, con un simple roce de mis labios, te estremeces de placer; a la vez que mimo tu cuello con carnosos y dulces besos te doy los buenos días con un leve susurro junto a tu oído.

Tu cuerpo reacciona al notar mi cuerpo fibroso y musculoso junto al tuyo, dejas la taza en la mesa que tienes a tu derecha y te giras hasta quedarte enfrente mía; tus labios rozan los míos pero en vez de besarme, me torturas... aunque no puedes resistirte a la tentación y me besas con pasión y de forma salvaje, tal como me gusta que hagas; esta mañana te has levantado guerrera, mi gatita, y eso me pone a mil.
Mientras devoras mis labios, te cojo por tu sexy y redondo trasero para alzarte y sentarte en la mesa.
No paras de besar mis labios, barbilla y cuello a la vez que recorres mi cuerpo con tus sensuales manos.

No puedo controlarme más, necesito poseerte enseguida, pero me controlo para alagar un poco más el fuego que va creciendo poco a poco en el interior de nuestros cuerpos.
Te tengo a mi merced, puedo hacer lo que me plazca contigo, esa sensación es totalmente nueva para mi, y me gusta mucho.

Te veo ahí, sentada, totalmente excitada y jadeando de placer junto a mi oído, eso me la pone muy dura....
Nos separamos unos segundos para recobrar el aliento, en tus ojos veo la pasión, el placer y la excitación... es la primera vez que veo esos sentimientos en tus pupilas, te estás entregando en cuerpo y alma al hombre que amas sin pedir nada más que te corresponda a tu amor.
Me amas de una forma que solo se puede demostrar con sentimientos, no con palabras...

Tus manos viajan  desde mi fornido pecho hasta el doblado del pantalón del pijama que estoy usando en esos momentos; te detienes  algo  tímida... pero unos segundos después introduces tu delicada mano para sacar mi ya creciente erección lista para darte placer.
A la vez que me masturbas, con tu mano libre, coges mi mano y la guías hasta tu húmedo y excitado sexo para que te diera placer... introduzco dos dedos en tu húmeda y estrecha vagina, al notar mis dedos dentro de ti gimes como una gatita en celo, arqueas tu espalda para que siga haciéndolo, y lo hago con fuerza, cómo a ti te gusta, y rápido.
Noto como tu cuerpo llega al orgasmo, pero me paro y te penetro de una sola y fuerte penetración, no gritas ya que te lo impedí dándote un poseso beso, muevo mis caderas para sentirte más dentro de ti.
Ambos empezamos una danza de caderas, al principio muy suaves y lentas, otras más rápidas y fuertes y así hasta que llegamos al placer absoluto.

Nos quedamos un rato más unidos y besándonos. Una vez calmadas nuestras respiraciones, salgo de ti y me dirijo al baño para darme una ducha, en cambio tu te quedas en estado de shock, al rato te recompones.
Bajas de la mesa, te colocas bien la camisa y continúas bebiendo tu taza de café, ahora frío, mientras miras por la ventana, en la misma postura que te vi antes.

Cuando salgo de la ducha, ya afeitado y vestido con mi traje del trabajo, te doy un beso y me llevo mi termo con el café que me has preparado.
Al salir de casa, noto una enorme felicidad y satisfacción... por fin he encontrado lo que andaba buscando... una buena vida con una gran mujer.

¿qué os ha parecido?

Nos vemos

Comentarios

  1. >///< excitante xD realmente se me subieron los colores al rostro.... muy bueno. No tengo queja alguna, eso es raro de mi, y eso significa que eres una gran escritora. No vi ninguna falta de ortografía, algo que aprecio mucho, y el relato fue una maravilla para leer, muchas gracias. Sigue escribiendo te lo pido. Una lectora como yo no encuentra una escritora como tu todos los días.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

RESEÑA | Un Sueño Real de Megan Maxwell

RESEÑA | Brezo Blanco de Nieves Hidalgo

RESEÑA | El Conjuro de Mariah Evans